Si tienes una nacionalidad diferente a la del lugar de nacimiento de tu hijo, y quieres transmitirle ese derecho, debes cumplir con unos requisitos.

El Reporte Consular de Nacimiento de Hijo en el Extranjero, o Declaración Consular, es la acción que realiza un padre de una ciudadanía diferente a la del lugar de nacimiento de su hijo. No es un proceso automático, sino que requiere una planificación anticipada.

Parece obvio, pero es importante saber que la declaración consular sólo puede hacerse después que el niño ha nacido vivo y ya existe un certificado o acta de nacimiento. También es necesario probar las evidencias del embarazo, así como la relación de los padres previo a la concepción.

Los requisitos varían de acuerdo a cada país, pero en todos los casos el padre que quiere transmitir la ciudadanía, tiene que probar que es ciudadano de ese país, con los documentos que prueben su ciudadanía.

Algunos países tienen requerimiento de presencia física, que quiere decir, que el ciudadano que desea transmitirle la ciudadanía al hijo, vivió en ese país en algunos casos, de 5 años, como ejemplo Estados Unidos, y algunos padres no pueden cumplir ese requisito, pero existen alternativas al reporte consular de forma tal que el niño pueda recibir ese beneficio migratorio.

En el caso de España, los nacimientos de hijos de españoles en el extranjero se realizan en el Registro Civil de la Oficina Consular correspondiente al lugar del nacimiento y se realiza, normalmente, mediante la transcripción de la certificación que haya expedido el registro civil local del lugar de nacimiento. Sin embargo, cuando es competente un Registro Consular, si el padre o la madre que promueve la transcripción tiene su domicilio fijado en España, debe realizar antes la inscripción en el Registro Central y después, por traslado, en el Registro Consular correspondiente.

El niño puede recibir la ciudadanía de su padre o madre, aunque los padres no se encuentren casados entre sí. Eso sí, se deben presentar ambos padres con el niño por ante la sección consular correspondiente del país del cual se está realizando el reclamo de ciudadanía por “jus sanguinis” o vinculación sanguínea.

Luego de recibir el certificado de registro consular, o certificado de transcripción de nacimiento, el niño tiene todos los derechos como si hubiera nacido en el país de su padre o madre , por tanto puede tramitar un pasaporte por un costo adicional, o registrarse en la seguridad social del país del que ahora es ciudadano.

Todas las solicitudes de reclamo de ciudadanía requieren una revisión de parte del oficial consular de la documentación que se aporta, y no todas las solicitudes presentadas son aprobadas. En algunos casos los padres requieren pruebas adicionales de acuerdo a sus circunstancias particulares,

Es recomendable realizar la declaración consular lo más pronto posible, pues en la medida que transcurre el tiempo se requerirán otras pruebas, que no siempre están disponibles. En algunos casos, dependiendo de la fecha del nacimiento puede que la ley que rija haya tenido cambios y entonces los requisitos sean diferentes.

En Rochell Domina somos traductores jurídicos e intérpretes judiciales certificados por la Escuela Nacional de la Magistratura de la República Dominicana y debidamente juramentados por el Poder Judicial de la República Dominicana. Nuestra doble formación en Derecho y Traducción nos permite traducir de manera confiable su documento.

Permítanos ayudarle a que reclamo de ciudadanía para su hijo tenga mayores posibilidades de éxito, puede llamarnos al (809) 362-4888 o contactarnos dando click a este enlace https://rochelldomina.com/contacto/

en_USEnglish
es_ESEspañol en_USEnglish